Malos y mala: Flaxy Martin, pequeño noir

 

A l a venta: https://www.elcorteingles.es/cine/A24480669-flaxy-martin-dvd/

Extracto del cuaderno interior:

 

*Desde las sombras

El noir es una visita a lo prohibido. Un paseo por los barrios malos, un vistazo por la mirilla de la realidad. Sus antihéroes y antiheroínas descienden a un mundo que es como el conocen día a día pero al cual se le ha dado la vuelta. El negativo de esa realidad. Tal vez por ello sea un género con una singular cualidad fantasmagórica. En especial durante su época natural, donde el final feliz, la restitución del orden, eran una obligación contractual. Esos finales sobrevenidos, esos borrados integrales de todo lo anterior, son como el despertar de una pesadilla. Un tranquilizante cínico. Nadie lo desnudó mejor que David Lynch en Terciopelo azul, el noir para acabar con todos los noir.

La curiosidad que plantea Flaxy Martin, desde su minúscula ambición y su desinhibido carácter de serie B, es la de la inversión de ese patrón del noir.  No es un personaje ordinario el que descubre la existencia de un mundo en paralelo, sino un personaje corrompido de ese lado del espejo el que ve como lo mundano, la normalidad, se abre ante él; como, en cierto modo, despierta de la pesadilla. La larga secuencia de caza en la ciudad nocturna adquiere en este sentido un aspecto climático que va más allá de su lugar en la trama o en el metraje. Es la sacudida violenta que saca del sueño, que rompe el estado febril de la duermevela.

El espacio urbano abstracto, los edificios vacíos, las calles desiertas…ruinas, sombras y tejados. Y en ellos la violencia catártica. El trabajo de Bare y su director de fotografía Carl Guthrie, ninguno de los dos un especialista, es soberbio. El paisaje está lleno de sombras duras, cortantes. En distintos momento el rostro del protagonista, Zachary Scott no es visible en absoluto, en otros está partido por la sombra del ala de su sombrero. Todo sirve para señalar la dualidad, o la ambigüedad del personaje, perfectamente recreada en la elección de un actor habitual de villanos o caracteres dudosos y que proyecta sin esfuerzo un algo maligno, viscoso. (…)*

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s