Flynn terminal: Noche en La Habana

Al venta: https://www.elcorteingles.es/cine/A24144450-noche-en-la-habana-dvd/

Extracto del cuadernillo interior:

*Una estrella cansada

En una de mis últimas películas, The Big Boodle, mi oponente era la bella Rossana Rory, una muchacha italiana. Le asustaba la idea de trabajar conmigo, porque había oído que yo era un famoso tenorio, en mi opinión una bobada exageradísima. Su padre le envió un cablegrama diciéndole que rechazara el papel. Hicimos la película y para ella la desilusión fue tan grande –o yo fui tan prudente- que acabó ofreciendo su punto de vista a la prensa: «Me decepcionó mucho comprobar lo tímido y nervioso que era cuando estaba con mujeres. Se ha destruido una ilusión que he tenido desde pequeña»”

Tal vez, sencillamente, Errol Flynn había perdido el interés. Apenas le quedaban tres películas por delante y apenas dos años de vida. Sus últimos papeles tienen algo estremecedor, algo de una verdad que traspasa la pantalla, como si estuviesen tan cerca de sus propias circunstancias que ya fuesen indistinguibles de sí mismo. El expatriado de Fiesta (The Sun Also Rises, Henry King, 1957), el actor autodestructivo (John Barrymore, nada menos) de Demasiado pronto para vivir (Too Much, Too Soon, Art Napoleon, 1958) o el cazador de Las raíces del cielo (The Roots of Heaven, John Huston, 1958). En todas ella insufla un patetismo singular, el intento de conservar una dignidad que se cae a pedazos. “En todas estas películas hice de borracho y de inútil. Lo que la gente creía que era y aquello en lo que me había convertido”, dice con áspera franqueza en “Aventuras de un vividor”.

 

Sus películas de esplendor en los últimos 30 y la década de los 40 también proyectaban una síntesis de Flynn y su personaje. El actor-aventurero, audaz, sonriente, comprometido con la libertad también. Westerns, espadachines, acción bélica…Flynn había estado en la Guerra Civil española como corresponsal, se rumorea que fue espía (algo tan oscuro que llega a aseverarse que los fue para el MI5 y para los Nazis), hacía películas solo para financiarse sus viajes en barco por el globo, como otro legendario actor–aventurero, Sterling Hayden, seducía mujeres en serie y vivía fuera de la pantalla una existencia equivalente a la de dentro. Durante su decadencia en los 50 se ciñó a ese molde conocido pero su imagen física estaba cada vez más quebrantada por el consumo de alcohol y heroína. Entonces, la imagen proyectada volvía a acercarse a la real, pero esta vez en su versión siniestra, en su negativo terrible. Si la primera era una verdad que el público deseaba creer, la segunda era una que no podía asumir.

Su última aparición pantalla fu más excéntrica y todavía más autobiográfica. El extraño vehículo de apoyo a la revolución castrista Cuban Rebel Girls (Barry Mahon, 1959) sintetizaba propaganda y exploitation en formato semidocumental. El propio Flynn la escribió y pudo ser producida y rodada en la isla gracias al apoyo de las fuerzas castristas, Entre el 57, año de rodaje de Noche en La Habana y el 59, Flynn llegó a trabar amistad con Fidel Castro producto de sus simpatías por el intento revolucionario por derrocar el régimen de Fulgencio Batista, lo que sucedería en Enero de 1959. En octubre de ese año moría Se había construido una casa en Jamaica con las ganancias de sus últimas películas, pero había tenido que comenzar a alquilar su famosos yate, el Zaca. En un vuelo de regreso a Los Ángeles desde Vancouver, donde había negociado uno de estos alquileres, sufría un ataque mortal. Tenía cincuenta años cumplidos y representaba quince más.*

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s