El arte indirecto: Gregory La Cava. Magia en el caos (Pack RKO)

 

00125941248343____1__1200x1200

A la venta: https://www.elcorteingles.es/cine/A18207586-pack-gregory-la-cava-dvd/

http://www.moviesdistribucion.com/todo/ficha/?Gregory+La+Cava+%28Pack%29

 

 Extracto del cuadernillo interior: 

  1. Magia en el caos

Pandro Berman entra la mañana de un dieciséis de agosto en el estudio donde se está rodando Damas del teatro y se pone a temblar. En todo Hollywood ya es casi el único que sigue creyendo en Gregory La Cava, en su magia para sacarse un éxito de la chistera a cada ocasión. Cualquier otro productor que viese esto se moriría al instante de una embolia, piensa Berman. El platón es un caos ininteligible donde todos parecen hacer de todo y nada en particular al mismo tiempo. La Cava está sentado rodeado de secretarias y peluqueras apuntando sin parar chistes y réplicas. Los técnicos van de un lado para otro colocando luces y las actrices, las estrellas, han formado pequeñas tertulias o juegan a  las cartas en un decorado que nadie distinguiría de una pensión de verdad.

De la obra de teatro que compraron por su tremendo impacto en Broadway ya no queda ni rastro. La Cava tiró el libreto nada más leerlo y se puso a escribir gags y cambiar situaciones. Lo hace constantemente. Es capaz de interrumpir una toma para susurrarle a la actriz la contrarréplica que se le acaba de ocurrir o para decirle que use aquello que le escucho decirle a Ginger Rogers hace un par de días. Es difícil saber cuándo se está rodando y cuando no, la verdad. Lo ensayos que La Cava se empeña en exigir siempre parecen prorrogarse a estas alturas de la planificación, cuando apenas faltan un par de meses para el estreno del ocho de octubre. Pandro Berman se piensa mejor sus quejas, respira profundamente hasta que su cara adquiere la forma de la más perfecta resignación y, entonces, se da media vuelta en mitad de una carcajada estruendosa. Bueno, piensa, otras veces le ha salido bien, no tiene esta por qué ser distinto.

De todos los terrores que Gregory La Cava provocaba en los Estudios de Hollywood, su absoluta falta del respecto hacia el producto acabado del guión era el peor. Para él, la letra escrita no era más que un work in progress; la materia prima de aquello que se fabricaba en el rodaje, sobre el terreno. Su técnica se basaba en la construcción de una atmósfera para la película que permitiese a los actores sentirse los personajes, o más bien convertirlos en versiones de ellos mismos. La convivencia y los ensayos eran su arma básica para crear ese tono vívido, improvisado y elegante por igual que bajo la superficie de su estilo invisible resultaba una total subversión del institucionalizado sistema operativo de los estudios. En consecuencia los actores le adoraban en la misma medida en que los ejecutivos le despreciaban.

El resultado es un cine de apariencia espontanea y profusa elaboración interna, minucioso en su carencia de artificio, en su consecución de la sensación de naturalidad. Esto permite una gran fluidez de tonos, donde la comedia cínica, de diálogos vivaces y sobreentendidos se ve desbordada por la emoción melancólica del melodrama e incluso la tragedia; o viceversa, como cuando al tratar el melodrama los materiales más folletinescos y paroxísticos se ven atemperados por esa visión humorística,relativista, de la realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s