Corea violenta: historia del thriller surcoreano en Cine-Bis #3

Ya está disponible para pedidos (quatermass@hotmail.com) el tercer número de Cine-Bis la revista creada y editada por Javier G. Romero que se enfoca sobre el cine de géneros(s) con fértil heterodoxia y un puñado de firmas de garantía (para este número: Carlos Aguilar, Ramón Freixas & Joan Bassa, Anita Haas, Juan Andrés Pedrero Santos y Davide Pulici, junto al propio Romero que completa el dossier sobre el western crepuscular) en envoltorio de lujo.

Mi parte consiste en la primera parte de un estudio sobre el thriller surcoreano que busca los orígenes y desarrollo del género en el país remontándome aquí hasta la década de los 40, y un poco más atrás, y en la siguiente entrega centrándome en el selvático desarrollo del nuevo siglo.

portada-cine-bis-3

*Hay un antes. Siempre hay un antes. Incluso cuando no lo parece o nadie se acuerda ya. La historia del cine surcoreano no empezó en 2003 con el devastador impacto combinado de Old Boy y Memories of Murder, firmadas respectivamente por Park Chan-wook y Bong Joon-ho, a su vez los dos grandes cineastas contemporáneos del país. Estas dos obras maestras fueron consecuencia del encuentro entre el subversivo Nuevo Cine Coreano, que había emergido a finales de los 90 encarnado en los nombres de Kim Ki-duk o Lee Chan-dong y las formas populares del cine de géneros. La primera es onírica y cómicamente tortuosa, punteada de elementos realistas que hacen el conjunto más extraño. La segunda es realista, con fugas al humor negro y meandros oníricos alienantes. Las dos son esperpentos grotescos, tragicomedias sobre la búsqueda de una respuesta que solo conduce a la destrucción. El thriller como un macrogénero líquido, que toma la forma del contenedor, aparece como lugar para una ficción extrema. Ellas son el cine surcoreano en su forma ideal, perfecta, definitiva. Para llegar a la depuración y creatividad de estas dos películas tuvieron que pasar más de cien años de existencia del medio, varias guerras y distintas identidades fracasadas, por impuestas o por prestadas.*

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s