Cenicienta de ojos grandes: La zapatilla de cristal, Cineclub, ECI

La zapatilla de cristal, Charles Walters, 1955, USA

A la venta en ECI: 

http://www.elcorteingles.es/tienda/cine/browse/product

bigtmp_24245

Extracto del libreto: 

(…) Los cuentos son prolijos en infanticidios, incestos, canibalismo, bestialismo, mutilaciones, venganzas…y además aquellos que provocan el mal son castigados con una medida equivalente a lo provocado. Es decir, tremebunda.

Los cuentos no son, en definitiva, para flojos de espíritu. Para llegar al cine debían de ser primero domesticadas. Tardarían mucho en acercarse a su naturaleza primigenia y en los casos más brillantes lo harían por intermediación literaria. Es decir, versiones de renovaciones previas, caso de la freudiana, sexual y subyugante En compañía de lobos (The Company of Wolves, Neil Jordan, 1984) que se nutría de los relatos de la gran Angela Carter sobre el mito y universo de Caperucita Roja y el Lobo Feroz.

Pero eso está lejos de donde estamos ahora, que es en el Hollywood pastel de los 50, en mitad de la MGM fabricando sueños de technicolor como los ojos enormes de Leslie Caron.(…)

051-leslie-caron-theredlist

(…)

3. Cinderella/Cinderfella

 

Junto a Los 500o dedos del Dr. T otra película se me venía constantemente a la cabeza viendo La zapatilla de cristal, invitándome a especular sobre, porqué no, extrañas sinergias creativas, paralelismos impensados: El Ceniciento.

En realidad es solo una secuencia, una muy breve donde, de repente, Leslie Caron me pareció un émulo femenino de Jerry Lewis, quizás por que como el cómico parece dibujada. En ella Cenicienta se imagina en palacio. Pero este ha sido reducido a una enorme silla forrada de terciopelo bajo un aparatoso cortinaje. Allí sentada, con la misma ropa sucia que lleva en su realidad se aburre como una ostra. Así que decide reformular el sueño. Esta vez está más presentable, pero su imagen sentada con los pies colgando en aquel desproporcionado sillón tiene algo grotesco. Y encima el aburrimiento no disminuye. En la tercera formulación de la fantasía Cenicienta ya directamente está pegando saltos en el trono, intentando engancharse a una enorme borla que cuelga sobre su cabeza. El resultado es desastroso y todo aquel decorado acaba por los suelos, revelando de manera más sofisticada de lo aparente su naturaleza ficticia, falsificada y de puesta en escena.tumblr_lfowvekwwp1qa70eyo1_500

No hay diálogos ni baile, pero Leslie Caron interactúa de continuo con la banda sonora, que como en los dibujos animados responde a sus impulsos, y con un espacio que le resulta ajeno, incómodo. Sus intentos de adaptarse al mismo, de ser correcta y estar en su lugar terminan en la destrucción y el ridículo. La pura imagen de la actriz, minimizada por la utilería, la inocencia perpleja que trasmite y su poder destructor final son por completo Lewisianos. Además como Jerry en sus películas parece tener el poder de reorganizar la ficción desde dentro de la misma, de influir sobre mecanismos del relato desde que, en principio, deberían estar fuera de sus capacidades como personaje inserto en el mismo. Jerry es un personaje a la vez diegético y extradiegético capaz de percibir de manera natural que pertenece a una ficción y desde ahí manipularla.

Desde luego esta breve pieza de Cenicienta en Palacio no es más que un pequeño juego, una fuga que no llega al nivel de experimentación rupturista con el lenguaje que vertebra la poética de Jerry Lewis, pero en cierto modo anuncia elementos que serán explotados a partir de su magistral El botones (The Bellboy) en 1960; tanto en las películas dirigidas por el propio cómico como en aquellas a cargo del gran Frank Tashlin. En ambos casos fuertemente influidas por las posibilidades de aplicar la sintaxis del tebeo y de la animación al cine en imagen real, así como por violentar la continuidad natural del cine. (…)

SCAN0047_104

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s