Pequeños triunfos: Teddy Bear (FICX 50, día 3)

Publicado en La Nueva España (18/11/2012)

teddy_bear_poster

El amor verdadero te encontrará al final/ pero esta promesa tiene trampa/Sólo si estás buscando podrá encontrarte/Porque el amor verdadero anda buscando también/ Aunque, ¿cómo podrá reconocerte si no das un paso hacia la luz?

Daniel Johnston, el músico abollado, define en su estremecedora True love will find you at the end lo que le ocurre a Dennis, el osito de peluche del título de esta comedia danesa. Debajo de un rostro tallado del tronco de un árbol y un físico de montaña hay un corazón también abollado.

Mads Matthiesen recupera un cortometraje previo, del año 2007, para plantear no un remake, sino una secuela del mismo. Vuelve  a ver que ha pasado con Dennis, excelente no-actuación del exfutbolista y culturista Kim Kold, y como este maneja su madurez atado a una madre pasivo-agresiva, de físico minúsculo opuesto al suyo propio, y que le trata como a un niño pequeño. Convertido en un minusválido emocional, bloqueado, cree encontrar en el ejemplo de su tío Bent la solución: una esposa tailandesa.01

Michel Houellebecq dice en Plataforma que Pattaya Beach es algo así como el final de todo, el lugar de los desesperados terminales. Así que allí termina Dennis, rodeado de una grotesca pandilla de turistas sexuales que se conforman con la versión plastificada de una relación real. Una fantasía occidental fabricada a mediada, donde lo sórdido apenas queda oculto tras el maquillaje vulgar y la realidad es un estado de autoengaño.

Un sitio muy poco propicio para buscar ese amor de verdad. Pero como el amor también está buscando y Dennis, lejos de la sombra materna ha salido a la luz, lo encuentra. Y lo hace en una mujer auténtica, no en la versión de venta al público.Teddy-bearview1

Tierna pero no ternurista, Teddy Bear se resiente de estirar su anécdota mínima en busca de una duración estándar que, en realidad, no necesita. Para ello emplea algunos trucos baratos que contradicen el tono y la textura documental del conjunto, que hace unos años hubiese sido filmado según el manifiesto Dogma. Eso si, lo compensa con honestidad y con el recurso, lícito, a los pequeños triunfos de la épica cotidiana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s