Autoadoración. Beyond the Hills (FICX 50, día 1)

Publicado originalmente en el periódico La Nueva España (19/11/2012)

BeyondTheHillsPoster

El éxito, a veces, sienta mal. A los directores les suele sentar especialmente mal. Les reafirma el estilo, y entonces piensan que el estilo es el final de todas las cosas. Beyond the  Hills es la reafirmación desmesurada del éxito anterior de Cristian Mungiu con 4 semanas, 3 meses y dos días.  Una ampliación de todo lo que había en aquella, de lo bueno y, también, de lo malo.

Beyond the Hills se basa en los libros de no-ficción Spovedanie la Tanacu (Confesión mortal) y Cartea Judecatorilor (El libro del juez), publicados en 2006 por  la escritora rumana Tatiana Niculescu Bran, donde se expone el reencuentro de Alina, una joven venida desde Alemania, con Voichita, una antigua compañera de orfanato con la cual se sugiere una relación lésbica en el pasado. Ahora, la vieja amiga es una  monja ortodoxa en un aislado monasterio. La llegada de Alina supone la intromisión del amor carnal enfrentado a un amor espiritual que la protagonista encuentra incomprensible.

Mungiu utiliza este material previo para platear una tensión, que solo puede terminar en tragedia, entre lo físico y lo espiritual, puntuada por un subterráneo humor negrísimo y por el comentario acre de la Rumanía del presente mediante cuestiones antropológicas, sociales, emocionales y de fe. Y lo hace a través de ese estilo ya mencionado: una suerte de naturalismo trascendente basado en el minimalismo expresivo, la fisicidad, un rigor formalista asfixiante y un empleo del fuera de campo penetrante.Trailer_oficial_După_dealuri_Beyond_the_Hills_de_Cristian_Mungiu.mp4_snapshot_00.28_[2012.10.30_19.08.07]

Su cine parece la versión en imágenes del Nuveau Roman francés, una agreste introspección psicológica fundamentada en aspectos exteriores que replanteaba la dramaturgia decimonónica. Minuciosa al extremo, Beyond the Hills, admite pocos reproches en este sentido. Lo que ocurre es que no hacía falta contarlo todo dos veces ni tampoco ponerlo todo en escena dos veces, hasta provocar la incómoda sensación de asistir al exorcismo más pretencioso de la historia. La reiteración convive mal con un relato que demanda concisión y aspereza, donde la emoción de su anécdota mínima está estirada de tal modo que se desactiva.

Como en su anterior película, conviven violentamente la agitación de la cámara en mano y la contemplación del espacio apaisado de la pantalla, las composiciones simétricas y aquellas que están repletas de personajes, pero donde siempre la mirada del espectador se dirige al lugar correcto. Verdaderos fundamentos cinematográficos.Trailer_oficial_După_dealuri_Beyond_the_Hills_de_Cristian_Mungiu.mp4_snapshot_01.10_[2012.10.30_19.09.49]

Lo que ocurre es que, volviendo al principio, Mungiu se ha dado cuenta de lo bien que rueda, vamos,  que se gusta.  Personalmente, una de las cosas que más me molesta en una película es la sensación de que la cosa podría finalizar en cualquier momento. Entonces dan lo mismo ochenta minutos que ciento cincuenta o que doscientos sesenta y dos. Cuando el drama no se sostiene sobre lo que el drama demanda, este se vuelve caprichoso, o peor, gratuito. Eso y que Tarkovsky solo hay uno y a ti te encontré en la calle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s