La tierra de haz lo que quieras: Peter Pan(1924), Los Imprescindibles del Cine Mudo, ECI

Peter Pan, Herbert Brenon, 1924

En Espacio de Cine: http://espaciodecine.elcorteingles.es/imprescindibles/?p=42603&preview=true

PeterPan_mudo

Extracto del libreto: 

2. “Soñó que el País de Nunca Jamás se había acercado demasiado y que un niño extraño se había escapado de allí”

 Pero todo esto no ha pasado todavía. Antes tuvieron lugar dos sucesos capitales en la vida de Peter, que es al tiempo cortísima y eterna, ambos por su propia voluntad y, como todos los mitos, por la voluntad de sus creyentes. En 1906 Barrie desgaja aquel cuento original -lo amplía y escribe-, Peter Pan en los jardines de Kensington; un mapa secreto de la realidad que todavía siguen usando herederos directos como Alan Moore –no en vano se sirvió de Wendy y del universo de Nunca Jamás como parte de su versión psicológico-pornográfica de los Peter Pan, Alicia y El mago de Oz propuesta en Lost Girls-, Neil Gaiman, Bryan Talbot, Grant Morrison o Terry Gilliam, en el cual los fámulos y las hadas conviven con las sirvientas victorianas.

cv199919En esta primera narración larga Barrie define a Peter, su universo y su particular relación con el sexo femenino, aunque la temática feérica casi heredada de la obra de Shakespeare El sueño de una noche de verano está mucho más presente frente al surrealismo avant la lettre de su inminente obra definitiva, Peter Pan y Wendy. Pero, además, En los jardines de Kensington aporta otra definición añadida, el segundo suceso capital: la gráfica. El libro estaba ilustrado con un mapa de la geografía en clave de Kensington y abigarrados dibujos feéricos del gran Arthur Rackham, cuyo trazo puede verse todavía hoy en el trabajo de dos portadistas tan excelentes como Joao Ruas y James Jean, quienes se encargaron de ilustrar las portadas de la serie de cómics Fábulas, escrita por Bill Willingham para el sello Vértigo -perteneciente a la DC-, y que plantea la posibilidad de que los personajes de los cuentos habiten la realidad y posean una serie de habilidades emanadas directamente de la creencia que nosotros tenemos en ellos.

Hay un regreso penetrante de Barrie a ese mismo planteamiento en su obra, explicitado de manera dramática y mágica en el momento en el cual, con Campanilla a punto de morir por salvar su vida, Peter reclama a todos los niños, a gritos desde la platea o rompiendo la cuarta pared del celuloide en insólita interactividad, que digan “Creo en las hadas”, porque solo así podrá revivir su amiga. Y aquí toca pararse a recordar que las hadas nacen 341de la primera sonrisa de los niños, esa que es pura, y que cada vez que uno dice que ya no cree en ellas, en algún lugar, una se muere. Así que, piénsatelo mejor la próxima vez.

Eso es mito y es magia pura. La magia como creación de algo que solo existe en el espacio imaginario, pero que por la misma fuerza del deseo se convierte en real. Es decir, si nuestra realidad y lo que somos es un compendio de experiencias, la imaginación es otro espacio para lo real, una alter-realidad. Con lo cual, lo que ocurre allí nos afecta aquí y, por tanto, existe.

Si queremos que las hadas existan, entonces existirán. No tenemos más que crearlas en nuestra imaginación, que es un océano salvaje del cual sacar cualquier cosa. Así, Peter Pan puede leerse como una obra ocultista, un gran sigilo, un sello, magia del caos. Para Austin Osman Spare, excepcional pintor y ocultista de la primera mitad del siglo XX, contemporáneo en parte de Barrie en esa fascinante y esotérica Inglaterra eduardiana, y quien redefinió además la magia pragmática, el sigilo es un catalizador del deseo mágico, es decir, de un acto creativo; la expresión mágica de la voluntad de crear. Entonces, la magia es la imaginación con otro nombre, y viceversa.

BrenonPeterPanSetBaja

Anuncios

4 comentarios en “La tierra de haz lo que quieras: Peter Pan(1924), Los Imprescindibles del Cine Mudo, ECI

  1. Pingback: Anónimo
  2. Es una joyita la película y con mucho jugo metafórico (como el libro).
    Tengo muchas ganas de ver las ilustraciones del libreto también. Las letras ya sé que estarán de rechupete.

    1. Claro, pero es que esas las has pulido para que queden bien lustrosas.
      Es una adaptación muy curiosa, ala vez muy cinematográfica pero dejando ver como debió de haber sido una representación teatral de Peter en la época. Con una raro encanto tardovictoriano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s